FANDOM


El jaleo de la jalea del tío Blas y la tía Andrea
de Rafael García Velasco
{{{3}}}

Por curpa d'un dequivoco

pudo haber una trigedia.


Hogaño, en nuestro partío,

sibún las presonas cuentan,

pos resurta qu'er tío Blas,

Er Zamarrero, sin juerzas

y con tan poca salú

que ya las patas le tiemblan,

no pué ni echarse un caliche

poique ar manejar la pieza

se le quea tan corta

q'ar sitio marcao no allega.


Da pena esfisarlo andar

cuando pasa por la senda

con su cara d'esmayao

que quasi se trasparenta.


Estando bajo la parra

platicando en un siesta

con er zagal der Cerriche,

qu'está abarrotao de cencia,

pos merca tos los papeles

pa saber lo que s'inventa

y conocer los alantos

úrtimos n'er praneta.


Pasmao ascuchó er tío Blas

una noticia mu güena,

facilitá en dos menutos

y que tanto l'interesa.


Resurta, qu'en una frábica

e mecinas uropea

inventaron hace poco

una que llaman jalea,

que la sacan d'encomedio

de las mejores cormenas,

y tomándola en ayunas

con una buchara llena,

te pones igual q'un cherro,

pos tiés pa to muncha juerza.


Na más saberlo er tío Blas,

montó en su burra "Pereta"

y salió como un cobete

a mercar la cecina esa

en la framacia Vidrieros

ande tié abierta una cuenta,

pos le fían cuanto quiere

y alluego paga en la sea.


Cuando gorvió a su barraca,

no dijo na a la tía Andrea,

pos quería con sus mañas

darle una güena solpresa.


Astruto y lleno e gozo,

junto ar culo e l'artesa

guardó er tarriquio que trujo

pa esimular su faena.


Y'a eso e la madrugá

s'abajó der catre a tientas

y sin chispiquia e remor

buscó aquello qu'escondiera

pa tomarse una buchara

y dar impruso a sus juerzas.


¡Leñe, qué cosa más mala!,

amarga como la tuera.

Y baja por er guajerro

como fuego hecho gacheta.


Pero en fin, golverse juerte

pronto, merece la pena,

y pa no tardar ya muncho

otra buchara se llena

que se la traga n'un tris

pa no notarla siquiera.


Ar ratiquio, ¡maere mía!,

lo mesmo q'una cardera

regullen en l'estógamo

tos lo mejunjes que lleva,

y le dan retortijones

como si a morirse juera.


Se l'aflojaron los niervos

tuvió qu'ir e carrera

a estercolar un bancal

sin hacer naica e juerzas,

pos se vació to enteriquio

d'algo asín como gacheta

que golía a perros muertos,

y dejó aboná la tierra

pa poer n'unos años

tener sus güenas cosechas.


Llamaron al tío Barbero,

cerujano e la güerta,

quien descubrió un dequivoco

que motigó la trijedia.


Resurta qu'er Zamarrero

lo que tomó de l'artesa

jué un meneno pa las ratas

mercao por la tía Andrea.


Cuanti lo supo er tío Blas,

enritao por la faena

a su mujer presiguió

con la azá, como una fiera,

a pique de quearse viudo

di l'astil no se le quiebra,

poique lárreaba estacazos

como si juera una estera.


Y lo bonico der caso,

es que tiró la jalea

en comeido der corral

su mujer, y con la llengua

l'arrecogió toa "Surtán",

perro viejo ya sin juerzas

que se queaba tuico er tiempo

adormilao en la pejera.


Y'abora está sin parar

encerrichao en su faena,

pos se pasa er día entero

presiguiendo a toas las perras,

que no las deja tranquilas

ni siquá er taro la siesta.


Romancero Murciano

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar